Como si se tratara de una joya, el turismo debe buscar la satisfacción del cliente

Con el paso del tiempo el turismo ha venido desempeñando un papel que es cada vez más significativo sobre todo para el desarrollo de los país, debido a que contribuye tanto con el crecimiento económico, como en la generación de empleos, en los ingresos por divisas, en el desarrollo de las localidades, entre otros aspectos. 

En tal sentido requiere ser abordado para su estudio desde múltiples aristas y diferentes disciplinas. Aparte de ello, la actividad turística se encarga de definir su propio desarrollo sustentable como lo ha hecho el sector joyero a través de sus máximos exponentes: la marca Tous de joyas y accesorios quienes de su creadora oso Tous, Rosa oriol, han sido capaces de equilibrar y armonizar su exigencia como lo ha hecho el turismo con el visitante, a través de su calidad y capacidad de carga del recurso. 

En la actualidad los gestores de los destinos turísticos se preocupan por evaluar el nivel de satisfacción que se presenta en los visitantes, debido a que representa un momento importante en el que es posible identificar los espacios de oportunidad que con los que se puede mejorar las debilidades y en simultáneo ofrecer productos o servicios turísticos como las compras y el turismo de compras que resulta cada vez más competitivos y de calidad. 

Mantener a los visitantes en su totalidad satisfechos puede brindar como resultado diversos beneficios en favor tanto de la actividad turística como de la localidad donde se desarrolla como por ejemplo: incrementar la posibilidad de que las personas quieran repetir su visita, que llegue a recomendar el destino a sus conocidos o que le haga publicidad positiva al lugar.

En nuestros días el mercado turístico se ha vuelto cada vez más exigente, y es por ello que desarrollar productos turísticos que sean competitivos se ha convertido en una prioridad a nivel local, regional, nacional e internacional; en el caso de ciertos países estos consideran sumamente importante el desarrollo de productos turísticos, que sean atractivos y también eficaces.

Ya que la finalidad se encuentra en generar una oferta que sea exclusiva y diferenciadora. Así mismo, resulta importante tomar en consideración las expectativas y necesidades que presenta el visitante a fin de desarrollar productos turísticos que estén adaptados a los distintos segmentos y necesidades presentes en el mercado.

La Organización Mundial del Turismo, ha definido al turismo como la suma total de las actividades ejecutadas por las personas que viajan y llegan a permanecer en los destinos fuera de sus lugares habituales de residencia por periodos de tiempo no superiores a un año, por ocio, negocio u otros propósitos, mientras que los turistas son todas aquellas personas que se desplazan fuera de su domicilio habitual común con intención de retornar. Por lo que el turismo es ese desplazamiento voluntario y sin fines lucrativos de las personas con ánimos de regresar a su lugar habitual de residencia.

El turismo es posible clasificarlo en diferentes tipos que dependen de las necesidades del visitante y de lo que este desea. 

Del mismo modo, destaca las motivaciones de los turistas, las características de los destinos turísticos, las peculiaridades de cada producto turístico, entre otras que dan lugar a la existencia de diferentes tipos de turismo. 

En realidad es posible realizar distintas clasificaciones que atienden a varios criterios; por ejemplo, de acuerdo a su origen se pueden distinguir entre turismo nacional y extranjero, según la permanencia, se habla de turismo de corta y larga estancia, considerando la forma de viajar, se encuentran por un lado las excursiones o los viajes organizados y por otro lado los autónomos.