Categorías
Uncategorized

Consejos para disfrutar de un viaje teniendo cáncer

Cuando se es diagnosticado con cáncer, se nos viene a la mente que nos encontramos imposibilitados de realizar muchas actividades,entre ellas, viajar. Pero es totalmente posible viajar con cáncer, estabilizado o aún en tratamiento, lo que se requiere es tomar ciertas precauciones y seguir las recomendaciones del oncólogo. 

Planeando un viaje 

En este punto no es el fin del viaje, pues lo más importante, es planificar con tiempo para estar preparado. Cada paciente diagnosticado con cáncer suele ser  único y presenta necesidades específicas de acuerdo a su caso y cuidados paliativos específicos.

Es por ello que el primer paso antes de comenzar a hacer las maletas será consultar con el oncólogo. Debemos considerar desde un principio que si es posible viajar con cáncer.

Pero es el doctor quien determinará si es conveniente o no realizar el viaje, evaluando el estado físico para dar las recomendaciones precisas sobre lo que se debe hacer para proteger la salud durante dicho viaje, si es necesaria cualquier tipo de restricción (actividades, comidas), o el momento más indicado para hacerlo tomando en consideración el programa de tratamientos.

Solicitar al oncólogo lo siguiente:

Recetas de los medicamentos que se toman, aparte de la cantidad que será necesaria hasta el regreso, pues es conveniente llevar una cantidad adicional como precaución), antibióticos para protegerse de posibles infecciones si se esta recibiendo quimioterapia o radiación, más cualquier otro tipo de medicamento que se use para aliviar los síntomas como náusea, diarrea o dolor.

Solicitar una carta donde se detalle el diagnóstico, el tipo de tratamiento que se recibe, y los medicamentos que se toman, por si se necesita recibir ayuda de emergencia durante el viaje

Se debe consultar si se necesita alguna vacuna para viajar al destino. Así mismo es importante verificar el seguro médico, para conocer si este cuenta con cobertura fuera del área, si se trata de un viaje doméstico, bajo cuáles condiciones, y si cubre en el extranjero.

Verificar si se necesitan medicamentos de uso controlado, como por ejemplo la morfina o la codeína, y en el caso de viajar fuera del país, se debe llamar a la embajada del país de destino para tener conocimiento de si su uso es legal allí, pues diversas medicinas se encuentran restringidas.

Se deben llevar todos los medicamentos en sus envases originales. En el caso de viajar en avión, se llevan en una bolsa plástica transparente, junto a la carta médica, para que resulte más sencillo  pasar por los controles de seguridad. Siempre se deben llevar con uno como parte del equipaje personal. De extraviarse la maleta, no faltarán los medicamentos hasta ser recuperada.

Es importante llevar máscaras con la idea de protegerse en los aeropuertos, cabinas de avión y otros lugares donde se pueda estar en contacto con gran cantidad de personas y haya mayor riesgo de contraer infecciones. Tampoco se debe olvidar llevar protector solar, ropa holgada y sombrero para evitar la exposición a la radiación solar.