El turismo sostenible ya no es un sueño para el país

Este es un tema que ha salido de conferencistas y conferencias en España, pero que además se ha extendido alrededor del mundo como una consigna que nos beneficia a la humanidad, que hasta han tenido que contratar conferenciantes magos para hablar del tema. En tal sentido, y bajo el marco de la Nueva Agenda Urbana, la Conferencia Turismo Sostenible aprobó en 2017 la Declaración y el Memorándum de Barcelona.  

Esta fue una conferencia que organizó el Ayuntamiento de Barcelona en colaboración con la Diputación de Barcelona, la Agencia Catalana de Turismo y el Instituto de Turismo Responsable (ITR). Está inscrita en la agenda de Naciones Unidas, y declaró al 2017 como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, donde las ciudades constituyeron un campo prioritario de aplicación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Para el momento en Barcelona se acogió la Conferencia Internacional «Turismo Sostenible en el marco de la Nueva Agenda Urbana». La inauguración de la conferencia estuvo a cargo del teniente de alcaldía de Empresa, Cultura e Innovación de Barcelona, Jaume Collboni. 

Durante la sesión inaugural se contó con la intervención del secretario general del Departamento de Empresa y Conocimiento, Xavier Gibert; la presidenta de la Diputació de Barcelona, Mercè Conesa; el presidente del Instituto de Turismo Responsable (ITR), Tomás Azcárate; y por videoconferencia, el secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Taleb D. Rifal, y Joan Clos, secretario ejecutivo de ONU-Hábitat.

En medio del discurso inaugural, Jaume Collboni señaló que «el turismo debe estar al servicio de la ciudad, de su convivencia, no a la inversa, y ser compatible con el modelo de ciudad que quieren los ciudadanos». Barcelona, prosiguió Collboni, «tiene el reto de trabajar por un turismo sostenible y de calidad, desconcentrado y desestacionalizado». 

El teniente de alcaldía responsable del área de Empresa, Cultura e Innovación colocó en el tapete que «necesitamos una gestión de la tasa turística que nos ayude a revertir los beneficios del turismo y compensar los barrios que soportan una carga más pesada», sin dejar a un lado que «a pesar de los problemas de la gestión del turismo, el 86% de los ciudadanos piensa que es beneficioso para la ciudad, aunque la mitad alerta que llegamos a los límites”.

Del mismo modo, el concejal de Empresa y Turismo, Agustí Colom, intervino en la Mesa redonda relacionada con las «Ciudades turísticas más sostenibles y resilientes, compromiso con el clima».

En su intervención, Colom mencionó el más reciente paradigma aplicado para la gestión del turismo en Barcelona, y mencionó  que «ahora es el momento de alinear la gobernanza con el turismo y superar la etapa que ha vivido Barcelona donde se planteaba una gobernanza y en paralelo una promoción intensiva como destino turístico».

«En poco tiempo la ciudad ha entrado en la dimensión del turismo masivo, y ahora tenemos que hacer políticas efectivas para mantener una ciudad con mezcla de usos, donde la actividad turística sea sostenible, pero al igual que otras actividades que se dan a la ciudad, y que, si no son sostenibles, no continuarán», continuó el concejal. «Barcelona no es una ciudad que se haya construido para los turistas», remachó Colom, «y si no somos capaces de equilibrar acabará creando una fractura social y económica».

Así mismo, la conferencia también contó con la participación de expertos en turismo sostenible en donde contratar conferencista mago para evento fue todo un espectaculo, nada mejor que abordar un tema tan importante con un poco de humor, clima, innovación y convivencia, por mencionar algunos, así como representantes de los diferentes gobiernos locales, agentes y operadores del sector con el objetivo de debatir en relación con las estrategias y medidas que se deben alcanzar para lograr un turismo sostenible.