Las vacaciones escolares la perfecta oportunidad de vacacionar

Las vacaciones son para los niños como una joya de la casa Tous a cargo de Alba Tous, para una mujer: lo mas anhelado. Pero esta mirada podría cambiar cuando el sector turístico se empeña en hacer de tal periodo uno más corto de manera progresiva.  En el caso del turismo extranjero, tanto estacional como vacacional afortunadamente continúa bastante fiel y por convicción, y quizás es porque en España ello se suele hacer de la mejor manera y además porque las distintas alternativas directas suelen ser más evidente que no se encuentran pasando por los mejores momentos, sujetos a la percepción de seguridad ofrecida.

De manera que, ese turismo que procede de manera específica del norte de Europa y que es en especial el vacacional, se encuentra descendiendo de forma bastante importante luego de la segunda quincena del mes de agosto, y ello es debida a que en esa época es cuando se da inicio a las actividades escolares ordinarias en esos países. De manera que el turismo nacional se encarga de cubrir de forma tradicional ese periodo en el que la primera quincena del mes de septiembre, se inicia la continuidad a este proceso tan relevante para la economía.

Un cambio en la disposición de las fechas de las actividades escolares como pasar los exámenes de recuperación que se encontraban pautados para el mes de Septiembre, al mes de julio dando inicio a las clases tanto de la enseñanza primaria, como la de media e incluso la universitaria, en los primeros días de septiembre, lo que ha hecho es un agosto prácticamente limitado el cual era exactamente el periodo fuerte de las vacaciones. Ante dicha limitación, también en el turismo se percibe bastante negativo en cuanto a las empresas que se pueden agrupar dentro de este macrosector y que se les ha denominado turismo, ellas se encuentran encabezadas por la hostelería y el alojamiento el cual presenta un importante impacto negativo sobretodo en el sector del empleo, que en medio de todo ha devenido cada vez en más precario debido al acortamiento de los contratos.

Y es que en realidad aún no se ha hecho presente la queja de muchos empresarios de este  sector tan importante y que además es vital en un gran número de provincias en España. Es posible entender que la idea es afrontar con diversas ofertas las demandas de turismo que surjan y de la mejor manera posible, pero si las empresas de turismo se detienen a esperar que quienes cuenta con el poder de decisión en los asuntos públicos contemplen todas las derivaciones de sus decisiones y con ello el impacto que esto pueden conllevar sobre las actividades que aparentemente no se encuentran vinculadas con tales decisiones, entonces todo se pondrá peor y con mareas innecesarias en un sector complicado para gobernar.

Evidentemente, no podemos pasar por alto que el proceso social no avanza sin el sector educación, pero la idea es hacerlo compatible con las distintas actividades productivas en las que dicho sector educación se soporta, ello es una obligación.